martes, 8 de abril de 2014

182 municipios de la provincia de Valladolid carecen de depuración «adecuada» de aguas

FUENTE: http://www.elnortedecastilla.es/20140407/local/valladolid/municipios-provincia-valladolid-carecen-201404061317.html
MEDIO AMBIENTE PLAN DE CALIDAD DE AGUAS 2007-2015

182 municipios de la provincia de Valladolid carecen de depuración «adecuada» de aguas

Solo 56 localidades menores de 2.000 habitantes disponen de una planta para tratar sus residuales 

06.04.14 - 13:17 -
182 núcleos urbanos de la provincia de Valladolid, cuatro de ellos con una población de más de 10.000 habitantes, deberán disponer antes de que finalice el año 2015 de un sistema de depuración adecuado para sus aguas residuales. Así se establece en el Protocolo suscrito en diciembre del 2010 entre el Ministerio de Medio Ambiente y la Junta de Castilla y León, mediante el que se acordó aplicar el segundo Plan Nacional de Calidad de las Aguas, con el que se traslada la Directiva Comunitaria 91/271.
En la misma, se obliga a todos los estados miembros a disponer de un saneamiento y depuración adecuados en función de los habitantes, con el objetivo de evitar en lo posible la contaminación de las aguas continentales y costeras.
Pero, ¿en qué situación está la provincia vallisoletana? Según datos manejados por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), de un total de 261 núcleos urbanos (localidades y urbanizaciones alejadas de los cascos) que estarían sometidos a esta normativa tan solo 79 disponen de una depuración adecuada.
El resto, 182, no están cumpliendo, por el momento, con las exigencias. Cuando apenas quedan 633 días para el vencimiento del plazo, el mayor número de núcleos sin tratamiento adecuado tienen menos de 2.000 habitantes.
La normativa estatal fija tres niveles de obligaciones en materia de depuración de aguas residuales, y teniendo en cuenta su población. Si la zona urbana tiene una carga contaminante superior a los 2.000 habitantes, los sistemas de saneamientos municipales deberán someterse antes de su vertido a un tratamiento de depuración.
Menos de 2.000 habitantes
Otro de los niveles de intervención del Plan de Calidad de las Aguas afecta a los pequeños municipios con menos de 2.000 habitantes, cuyas aguas residuales urbanas deben someterse antes de su vertido a un tratamiento de depuración adecuado.
Es en este grupo donde está el mayor problema para la ejecución del Plan, por cuanto que afecta a 34 núcleos (30.828 habitantes) con una inversión prevista de 17,4 millones de euros.
El tercer grupo lo constituyen aquellos núcleos con una carga contaminante superior a los 10.000 habitantes equivalentes. Además del tratamiento secundario, estas poblaciones tienen que someterse a un tratamiento riguroso que reduzca la aportación de nutrientes, como son el nitrógeno o el el fósforo.
Aunque pueda parecer que un río, un lago o un embalse enriquecen sus aguas con nutrientes (fósforo o nitrógeno), ello a la larga es perjudicial.
En estos casos, según los expertos, el problema radica en que si hay exceso de nutrientes crecen en abundancia plantas y otros organismos. Con el tiempo, cuando mueren, se pudren y llenan el agua de malos olores dando un aspecto nauseabundo y disminuyendo la calidad de los sistemas acuáticos. Por otro lado, la proliferación de algas impide que entre la luz dañando al fondo del ecosistema.
Respecto a los núcleos con más de 2.000 habitantes, existen actualmente instalaciones de depuración con tratamiento secundario, o en fase de puesta en marcha, en las poblaciones de Alaejos, Arroyo de la Encomienda, Boecillo, Carpio, Cigales, Íscar, Mayorga, Medina de Riseco, Medina del Campo, Pedrajas de San Esteban, Peñafiel, Renedo de Esgueva, Santovenia, Serrada, Tordesillas, Tudela de Duero, Valladolid, Viana de Cega, Villalón de Campos y Villanubla.
Durante los últimos años, las dos administraciones implicadas en este Plan, con el horizonte en el 2015, han puesto en marcha nuevas estaciones depuradoras en Villanubla, Viana de Cega, Serrada y Alaejos, estando actualmente en fase de entrada en funcionamiento las depuradoras de Santovenia de Pisuerga y Villalón de Campos.
Las infraestructuras que deberían ponerse en marcha comprenden no solo la instalación de nuevas estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR), sino también el cambio de equipos y la mejora de las ya existentes. En este sentido, la CHD ejecutará en el periodo 2014-2015 mejoras en la estación depuradora de Valladolid para la eliminación de nutrientes.
Para realizar estas infraestructuras, Europa fijó en su día un primer Plan, que comprendía el periodo 1995-2005. Pero en una década solo se ha avanzado en los principales poblaciones como Valladolid capital, Laguna de Duero y Arroyo de la Encomienda.
Con la llegada de la crisis económica, a partir del año 2007, las administraciones públicas han retrasado la puesta en marcha de estas obras como consecuencia de la falta de financiación.
Fondos por separados
Para ejecutar todas estas actuaciones, tanto el Ministerio de Medio Ambiente (a través de la CHD y la Sociedad Aguas del Duero), como la Junta se repartieron las obras a realizar. Por una parte, el Gobierno central aportaba 350 millones de euros para toda Castilla y León, mientras que la Junta se comprometía con otros 700 millones.
No se trata de cofinanciaciones sino de ejecuciones de obras individualizadas. En el caso del Gobierno, sí que obtiene fondos procedentes de la Unión Europea. La UE ya anunció que si no se comenzaban las actuaciones en plazo, el dinero se perdía. Además, algunos Consistorios también aportan.
«Para entender este concepto de ejecución, el Plan de Calidad sería como si una vivienda (el medio acuático) fuese propiedad de dos personas. Cada una se encarga de arreglar una habitación o dependencia (para evitar la contaminación en los cauces)», explica una fuente vinculada a la CHD.
Una Comisión Mixta, presidida anualmentes por un representante de cada administración, supervisa el cumplimiento del Plan de Saneamiento y Depuración. A día de hoy, y con la situación de crisis por la que atraviesan las administraciones, algunos técnicos ven «muchas dificultades para que se cumpla por parte de la Junta, pese a que estarían redactados los proyectos para las depuradoras de localidades de más de 2.000 habitantes que restan».
Y hasta ¿dónde ha llegado el Gobierno regional? Actualmente está acometiendo las conexiones entre la EDAR de Valladolid con las de poblaciones como Laguna de Duero y Zaratán. Para este año, la Junta tiene previsto iniciar las obras de las instalaciones de depuración en Cabezón de Pisuerga, Olmedo, San Miguel del Arroyo y Valdestillas.
182 municipios de la provincia de Valladolid carecen de depuración «adecuada» de aguas



Depuradoras

Dos de cada tres pueblos tendrán que instalar una EDAR antes de 2015

eldiadevalladolid.com - lunes, 08 de noviembre de 2010

Un estudio de la Diputación y la Junta estima en 28 millones de euros la inversión necesaria para dotar de esta instalación a los municipios menores de 2.000 habitantes en Valladolid

El Grupo Popular y el Grupo Socialista están negociando incluir una partida dentro de los Presupuestos de la Diputación de 2011 para mejorar las instalaciones en materia de depuración de agua en la provincia. Y es que situación de estas instalaciones en la provincia no se encuentra en su mejor momento a pesar de la directiva europea que exije garantizar un tratamiento adecuado de las aguas residuales urbanas en todos los municipios de la provincia de Valladolid antes del año 2015.
Tanto es así que en la actualidad hay 160 municipios en la provincia (de los 225 y las nueve pedanías existentes) que no cuentan con una depuradora. La institución provincial y la Junta de Castilla y León elaboraron un informe en el año 2008 para conocer la situación real de la depuración de aguas en la provincia y el resultado no es nada satisfactorio.
El estudio al que se hace referencia, constata el estado deficitario de los sistemas de depuración y el coste de los mismos. Coste total de las actuaciones 28.250.576 euros.
La documentación del informe también refleja que existen 33 municipios de más de 500 habitantes, cuyas instalaciones de depuración de aguas suponen un coste de 7.621.947 euros. Para los otros 133 municipios inferiores a 500 habitantes, al objeto de cuantificar el coste de las instalaciones, se estima la cantidad de 20.628.629 euris, cantidad que debe de financiarse por la Junta de Castilla y León, y que se formalizará a la Diputación de Valladolid a través de una subvención directa ejecutable en el marco de un plan plurianual que abarque 4 anualidades.
De esta forma, existan municipios de la provincia de Valladolid de más de 2.000 habitantes que todavía no tengan resuelta la depuración de las aguas residuales: Renedo, Villalón, Medina de Rioseco, Alaejos, La Seca y Matapozuelos están en construcción sus depuradoras, desconociendo cuando pueden entrar en funcionamiento. El Carpio, Santovenia, Serrad, Villanubla, Ataquines, Campaspero, Cogeces del Monte, Cabezón de Pisuerga, Mojados, Nava del Rey, Montemayor de Polilla, Portillo, Viana de Cega, Villanueva de Duero, Valdestillas, Aldeamayor de San Martín, no tienen todavía contratada la construcción. Arroyo de la Encomienda, La Cistérniga, Laguna de Duero, Simancas y Zaratán se encuentran pendientes de la conexión a la EDAR de Valladolid.
Mención especial debe otorgarse al conjunto de localidades que incorporarán sus vertidos en la depuradora de la capital: Arroyo, Cistérniga, Laguna de Duero, Simancas y Zaratán, que representan una población equivalente próxima a los 50.000 habitantes. La inversión necesaria para dar respuesta a las necesidades del alfoz superan los 20 millones de euros. «Estamos trabajando en su construcción y esperamos que la conexión con la capital sea una realidad el año que viene», explicó el concejal de Laguna de Duero, Luis Minguela.
La problemática real la tienen los municipios de menos de 500 habitantes (concretamente se ven afectados un total de 133 localidades en la provincia de Valladolid) por cuanto que son estos los que con más dificultades económicas, no están exentos de dar cumplimiento a la directiva mencionada, siendo estos los que en el ejercicio de las competencias municipales debe hacer frente a la implantación de estos sistemas de depuración.
Pero además hay que tener en cuenta que una vez que se construyan las plantas depuradoras y ya estén en marcha será necesario mantener personal de mantenimiento, lo que ocasionará un gasto mayor para las administraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada